Renato Longato

Official Website

El Secreto del Muro Inka en la Isla de Pascua

Por Renato Longato

El Misterio de los Inkas

Cortes con herramientas desconocidas - OllantaytamboDespués de varios años de investigaciones y viajes por diversos centros arqueológicos del Peru, me percaté que existía un vacío de información entre lo que nos decían los Historiadores y los Arqueólogos con respecto a las más finas construcciones del Imperio Inka. Había algo que no correspondía con respecto al origen y métodos de construcción aplicados por un selecto y anónimo grupo de Arquitectos. Arquitectos cuyo origen, transmisión de técnicas y herramientas utilizadas para lograr los más increíbles cortes irreproducibles a la fecha que siguen desafiando a entendidos y profanos.

Mi investigación cobró otro rumbo al descubrir la existencia de unos cortes milimétricos en el sector poco conocido del Inkamisana, ubicado en el centro arqueológico de Ollantaytambo, Cuzco. Dichos cortes milimétricos -según el Arquitecto Jean Pierre Protzen, han sido realizados por una herramienta que a la fecha no han sido aún hallados por los arqueólogos. Este detalle me despertó la curiosidad de un tema que venía rondando en mi mente durante un buen tiempo atrás. Con varios viajes a mis espaldas a la ciudad del Cuzco, me percaté que las herramientas que se exhiben en los museos son de calidad inferior. Es mas no existe la capacidad técnica actual para poder levantar o reproducir un muro inka a la fecha.

La Isla de Pascua.-

Mi interés de convirtió en una búsqueda al tener la oportunidad de realizar un viaje a la remota Isla de Pascua. Pequeña isla de forma triangular de 166 km. ubicada a 3,200 del continente Sudamericano en el Pacífico Sur, en donde existen los misteriosos monumentos de piedra con enigmática y serena expresión facial, llamados por los lugareños Moais. Estos Moais son mudos testigos de lo que realmente ocurrió en éste exótico lugar.

La isla de Pascua está llena de misterios y enigmas unidos a un pasado de guerras intestinas que causó un auténtico desequilibrio ecológico que prácticamente los llevó a desaparecer como cultura. Fue allí donde descubrí que pudo haber existido una antigua conexión entre la misteriosa Isla de Pascua y el Cuzco. Ambos lugares son conocidos en su lenguaje de origen como "El centro del Mundo".

El Ahu Vinapu: El Muro Inka.-

Muro de Ahu Vinapu - Isla de PascuaSin embargo, existe un lugar en la isla que no forma parte del típico circuito turístico para el turista común. Cerca de los grandes depósitos de combustible de la isla se encuentra el sector conocido como Ahu Vinapu. En ese sector se yergue solitario un muro construido con piedras volcánicas con la típica técnica de construcción inka.. Este muro estaba catalogado por el aquel entonces Jefe del Departamento de Arqueología y Antropología de la isla de Pascua, el arqueólogo Claudio Cristino, como "una curiosa coincidencia". En un diálogo con el Sr. Cristino le pregunté -off the record- que si por lo menos no existía un similitud con las ruinas en el Cuzco. Me respondió afirmativamente pero fue claro al decirme que no se había encontrado ni en el ADN de los habitantes de la isla un trazo genético andino. Este detalle es cierto, tal como lo pude corroborar posteriormente con el envío de cartas- cuestionarios dirigidas a otros investigadores expertos en la cultura Rapa Nui como la Dra. Georgia Lee Phd de la Universidad de California.

Lo que no se ha podido esclarecer a la fecha es el por que el muro fue construido con definida orientación astronómica hacia el continente sudamericano. Posee la típica característica tipo almohadilla con pieza de encaje central. El muro posee una inclinación de 3 a 5 grados, tan igual como las que se encuentran en el Cuzco. La diferencia es que fue construida en roca volcánica a diferencia de las que se observan en los andes construidas en granito andesita principalmente. Decirlo es una cosa pero estar frente al muro Inka en un lugar tan remoto es realmente otra. Si éste muro se encontrase en otro lugar fuera del perímetro del imperio inka, entonces sería catalogado como un atalaya o resto demarcatorio imperial.

A medida que ahondaba mis investigaciones me percaté que existía una serie de investigadores como la del Neozelandes John Macmillan y el sacerdote Sebastian Englert, ambos expertos en la culturas Polinésicas, sobre la existencia de una desaparecida masa de tierra ubicada en el Oceano Pacifico, cual manera de Archipiélago, desde las islas de Hawaii hasta Tahiti , Morea y Bora-Bora. De acuerdo a las investigaciones en fuentes etnológicas , ambos investigadores, tenían la certeza de la antigua presencia de una desaparecida raza blanca en el área. Una raza que tuvo su centro cultural en las ahora dispersos remanentes de islas en todo el Pacífico Sur que fuera destruido por un desastre natural, pero este hecho asumen que ocurrió en épocas históricas. Otro hecho que debe ser tomado en cuenta es la guerra fraticida que los llevó a arrasar el medio ambiente y con ello la destrucción de otros remanentes arqueológicos.

Renato en SacssayhuamanSin conexión ninguna con los investigadores mencionados líneas arriba. Los investigadores Robert Langdon y Darrel Tyron en su libro "The Language of Easter Island: It’s Development and Eastern Polynesian Relationships" sostienen que el lenguaje Pascuense original, llamado Rapa Nui fue compuesto de tres elementos originales. El de Polinesia del oeste, otro de Polinesia del este y un tercer elemento indeterminado de mayor antigüedad que pudo provenir del este -es decir Sudamérica-en tiempos remotos.¿ Es acaso esta antigua y desconocida lengua el aporte cultural de una raza en vías de extinción? Lamentablemente el tiempo borra cualquier prueba de origen lingüístico tornándose confuso el encontrar alguna evidencia.

Esta desconocida cultura, bien pudo construir un atalaya con orientación astronómica hacia el continente sudamericano como lo es el "muro inka" del Ahu Vinapu. Este muro quedó como un solitario remanente de su avanzado conocimiento Geoastronómico.

Curiosamente mis investigaciones me llevaron a encontrarme con una serie de informaciones que cual rompecabezas me llevaron a pensar que efectivamente la arquitectura Inka fue un legado cultural de una raza desaparecida. Seres de raza blanca que con el tiempo fueran interpretados como héroes civilizadores. Que en todo caso, como lo recopila la historia en México, con el dios barbado blanco Quetzalcoatl y el mítico Wiracocha en la zona sur andina. Ambos héroes mitológicos con similares características raciales, cuyas imágenes quedaron grabados en los habitantes de América Precolombina antes de la llegada de los Europeos. Sólo los testimonios orales de la presencia de una raza extranjera en el antiguo territorio peruano hace posible entender como podían identificar a los conquistadores como "Wiracochas".

Sobre este cuestionado punto llegó a mis manos por una extraña coincidencia un antiguo tomo de Historia del Peru escrito por el distinguido estudioso Luis E. Valcárcel. Entre sus páginas se recoge el testimonio del padre y cronista Alonso Ramos Gavilán quién expresa algo increíble:" se han visto indios , si bien raros, de color tan rubios como el Inglés o el Flamenco que más lo sea...". Mas claro y mejor dicho no puede haber sido escrito. Alonso Ramos no estaba equivocado había identificado claramente lo que habían visto sus ojos!. Esto era a mi entender era solo la punta del iceberg!

Los Gigantes de Piedra.-

Uniones en las construcciones incasClaudio Cristino me invitó a realizar una excursión hacia el volcán Rano Raraku, en donde se encuentran las canteras de los famosos gigantes de piedra. Allí en las laderas del enorme cráter del Rano Raraku se encuentra como en un gigantesco cementerio los enormes Moais .Algunos de ellos se encuentran semi enterrados otros inclinados y muchos de ellos en suelo cubiertos por una suave maleza que le da un toque irreal al ambiente. Luego de una regular caminata llegamos a los lugares en donde se pueden apreciar diversas etapas de trabajo de la construcción de los Moais. Frente a mi se encontraban tendidos en el suelo, en posición boca arriba ,aquellos gigantes incompletos sostenidos por dos pequeños pilares en sus espaldas. El proceso de tallado y construcción final era producto de un largo y laborioso ingenio técnico por parte de los Pascuences, que iniciaron un proceso de construcción acompañado de una dosis de fanatismo. Obviamente esto descarta toda creencia popular de quienes ofrecen explicaciones místicas, sin detenerse a revisar alguna bibliografía, expresando que fueron los extraterrestres los encargados en construir esta y otros restos arqueológicos alrededor del mundo.

En mi libro titulado “DIOSES DEL PASADO -Enigmas de la Arquitectura Inka”- explico al detalle el proceso de investigación que me llevó a recorrer Cuzco, Puno , Nazca, Tiahuanaco, Marcahuasi y la exótica Isla de Pascua. En mi investigación sostengo que se deben enviar pruebas materiales a un experto mundial en geosíntesis. Una muestra pétrea, para ser analizadas en un laboratorio especializado y saber si las moles de Sacsayhuaman fueron recubiertas de un super-concreto realizado con una secreta formula fito-química utilizada por los inkas. Asimismo, revelo la verdadera historia de la existencia de una serie de túneles secretos que recorren el centro de la ciudad Imperial del Cuzco. Lugar en donde la elite Inka puede haber escondido sus más preciados tesoros sagrados.! Tesoros que nos pueden revelar su relación con los Dioses del pasado!

Moais